La clave está en el Golfo: más “bótox”, menos democracia.

Las revoluciones en el mundo árabe han sido bendecidas desde el primer momento por la opinión pública del mal llamado mundo occidental que las ha convertido en su gran esperanza. Hasta tal punto [...]