+34 670 243 498

Sanitat i Salut: articles cap de setmana. Catalunya retrocede en sanidad, y cada día que pasa será peor. Todo el mundo tiene derecho a la prevención del cáncer.

Si vols saber més coses de La Plaça, clica aquí.

 

Todo el mundo debe tener acceso a la prevención del cáncer, independientement de su coste.

Cabayol Express 14/2/15. Per Josep Cabayol Virallonga.

Leo que la multinacional japonesa Hitachi ha desarrollado una prueba diagnóstica para descubrir un cáncer en su fase inicial. Quieren hacerlo a través de un gusano que se siente atraído por la orina de los pacientes que están desarrollando la enfermedad. Las pruebas con 300 personas demuestran dicen, que en un 90% de los casos se detecta el cáncer. Quieren comercializarlo en 2018 y para ello deben desarrollar una máquina que examinaría los movimientos de un centenar de nematodos al ser expuestos a la orina del paciente empleando las tecnologías de Hitachi. Cada prueba llevaría tan solo una hora y su coste sería inferior a un euro. Hasta aquí maravilloso si nos creemos a Hitachi. Hagamos sin embargo, prevención.

El desafío.

Somos más de 7.000 millones de personas. Y todas con derecho a detectar preventivamente el cáncer. ¿Cuál sería el coste? Y ¿cuál el negocio?
Situémonos en España. Más de 46 millones habitantes y todos querremos hacernos la prueba para prevenir esta espantosa enfermedad. Incluso aquellos que enfermos de cáncer han sido tratados pero que querrán saber si han hecho metástasis. Por tanto su coste no bajará de los 40 millones de euros más la atención y el precio de las máquinas. ¿Cuántas máquinas se necesitarán? ¿Cada cuanto deberemos hacernos la prueba?

Los costes tecnológicos y diagnósticos de cualquier enfermedad son altísimos si todos los ciudadanos somos de primera división. Es decir, que todos – como debe ser – tenemos derecho a la sanidad y a su prevención. En caso contrario, el Derecho a la Salud sería privilegio de aquellos que disponen de recursos económicos suficientes. Y la Vida un privilegio y no un Derecho.

Las necesidades básicas propiedad de la ciudadanía

Para que la Vida, la salud y todas las necesidades básicas ineludibles para vivir, sean efectivamente un derecho inalienable de la ciudadanía, es preciso que estas necesidades y derechos, no sean objeto de negocio. El reciente caso de la Hepatitis C y la proyección de futuro de la prevención del cáncer, nos conducen a una decisión irrevocable: solamente existirá el real y efectivo Derecho a la Salud y a la Vida, si su administración está en manos de la Ciudadanía y la propiedad de las herramientas para garantizar las necesidades básicas, en sus manos. Las Necesidades irrenunciables deben estar en manos de los Gobiernos y éstos serlo de la Ciudadanía. No puede ser que compañías de negocios transnacionales sean las propietarias de las patentes y herramientas básicas de la sanidad, de la educación, de la vivienda, del trabajo, del medio ambiente. La salud depende de estos determinantes. Privatizarlos significa que los ciudadanos deberán Pagar por Vivir. En nuestras manos está evitarlo.

Catalunya retrocede en sanidad, y cada día que pasa será peor

Si hasta ahora tenías garantizada por ley una espera máxima de seis meses -al menos por una serie de 14 intervenciones- y por tanto podías reclamar, e incluso denunciar si no se cumplían los plazos, ahora ya no podrás hacerlo

Pep Martí, Pep Cabayol, Enric Feliu i Josep Vallhonesta. Plataforma por el Derecho a la Salud – PDS.

Ahora nos informan que el consejero Boi Ruiz ha hecho otra de las suyas, eliminar más derechos adquiridos: Ruiz elimina la espera máxima de seis meses en 11 de las 14 intervenciones que ahora tenían garantía por ley. Ahora sólo se “recomienda” que las intervenciones quirúrgicas no urgentes no esperen más de un año (excepto oncología, prótesis de rodilla, cadera y cataratas).

Esto quiere decir que si hasta ahora tenías garantizada por ley una espera máxima de seis meses -al menos por una serie de 14 intervenciones- y por tanto podías reclamar, e incluso denunciar si no se cumplían los plazos, ahora ya no podrás hacerlo. La responsabilidad pasa a los profesionales diciendo que se aplicarán “criterios clínicos” para esta “recomendación” o “referencia” de no esperar más de un año. Pero como los recortes son los que son y no hay previsión de vuelta atrás con respecto a los presupuestos 2015, serán los profesionales los que recibirán las reclamaciones, dado que el ‘sistema’ continuará sin tener suficientes recursos (camas y quirófanos) para cumplir los plazos.

Los recortes han supuesto en cuatro años una disminución de un 16% en los presupuestos de salud y, además de cerrar camas, servicios y quirófanos, han representado una disminución de la plantilla -solo en el ICS- de 5.659 trabajadores y profesionales. Esto representa una reducción del 13,6%, que afecta por encima de todo a la Atención Primaria. Con estas actuaciones nunca podremos recuperar la calidad del sistema público de salud y ganar en calidad, reducir las listas de espera de todo tipo (visita al especialista, pruebas diagnósticas, intervenciones, etc.) y evitar el colapso permanente de los servicios de urgencias y las muertes por falta de servicios.

Vamos atrás y este gobierno, con la colaboración de ERC, tiene unos cuantos meses más para empeorar aún más el estado de la sanidad pública dando dinero público a empresas privadas que hacen negocio con la salud. Solo en la ciudad de Barcelona en el año 2014, el CatSalut pagó derivaciones de 4.000 pacientes de centros públicos hacia un concierto privado con la multinacional IDC (antes Capio). En este mismo año 2014, en Catalunya se han derivado a la sanidad privada, por culpa de las listas de espera en la pública recortada, un total de 16.253 pacientes, el 50% de ellos a los tres hospitales de la empresa multinacional IDC.

Sin embargo, el Departamento de Salud dice que los centros sanitarios, a pasar de los recortes, están operando más.

O cuando tenían todos los recursos ahora recortados ‘les daba pereza’ (la culpa entonces sería de los que tienen la obligación de vigilar) o ahora operan a más pacientes sin ingreso porque no hay suficientes camas (probablemente, la verdad). De hecho, la cirugía sin ingreso hospitalario ha aumentado en el ICS un 9,4% y en el CatSalut en los últimos años, un 10,5%, pero con este procedimiento sin ingreso solo se pueden operar cataratas y canales carpianos, pero no prótesis y otras actuaciones más complejas.

En conclusión, si no defendemos el sistema público de salud entre todos, llegaremos a tocar fondo y será difícil de recuperar.

Share
Leave a Reply

*

Us de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies. Si continues navegant estas donant el teu consentiment per a l'acceptació de les mencionades cookies i la aceptació de la nostra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies