+34 670 243 498

Crisi Alimentària: Gustavo Duch

Consumimos más de lo que necesitamos, pero no de la calidad que precisaríamos.
Así empieza el primer capítulo de la entrevista a Gustavo Duch, coordinador de la revista Soberanía alimentaria. Biodiversidad y Culturas.

Mil millones de personas consumen la cantidad necesaria de alimentos y sin embargo están mal nutridos por causa de la baja calidad de los productos. El resultado son enfermedades que atacan a estas personas. Es el Hambre Oculto

Cuando producimos alimentos de forma intensiva, utilizando sustancias dopantes para que crezcan rápido y los frutos sean de mayor tamaño, algunas vitaminas y minerales desaparecen en parte o totalmente.

Son los productos engañosos que la agro-industria, poderosa y globalizada, vende como ciertos.

MONOCULTIVOS

Gustavo Duch nos habla en este capítulo de los monocultivos y des sus malas consecuencias.

Y responde a estas preguntas:

¿Cuales son las consecuencias de los monocultivos?

¿A quién benefician los monocultivos?

¿Se ha usado la fuerza para imponer los monocultivos?

¿Zelaya fue depuesto como presidente de Honduras, entre otras cosas, por impulsar la reforma agraria?

¿Ha aceptado la comunidad internacional el golpe de estado?

SOBERANÍA ALIMENTARIA

Entendemos por Soberanía Alimentaria, dice Gustavo Duch,que los pueblos recuperen la capacidad de favorecer los mercados locales y de combatir las invasiones de alimentos distribuidos por las grandes cadenas.
El modelo neo-liberal nos quiere hacer tragar que necesitamos producir más alimentos lo cual es absolutamente falso. Fabricamos alimentos para 12 mil millones de persones, el doble de lo que precisamos. En Estados Unidos el 40 por ciento de lo que se adquiere para alimentación, va a la basura. La proporción no es muy distinta en los países europeos ricos. Inaceptable e insostenible desperdicio.

EL NEGOCIO DE LAS AYUDAS

Haití: La ayuda fundamental ha sido el arroz procedente de los Estados Unidos. Era producción excedente que ha permitido al Gobierno recuperar buena parte de las subvenciones dadas a los grandes productores.
Paradójicamente, los silos de Haití están llenos de arroz local que no se puede vender al no poder competir en el precio. El arroz de las ayudas es gratuito. El arroz local si no se paga, significa la ruina para los campesinos. ¿Por qué no se compra el arroz producido en Haití y luego se distribuye gratuitamente?. Porque entonces los gobiernos no podrían recuperar las subvenciones. En otras palabras, las catástrofes son una oportunidad de negocio. ¿Y los campesinos locales?. Pues eso….

TRANSGÉNICOS Y NANOTECNOLOGÍAS

En este último capítulo Gustavo Duch ahonda en temas que están en la mente de todos y de oas cuales no tenemos información suficiente. Son preguntas clave para garantizar la salud alimentaria y la adecuada nutrición.

¿Para qué sirven los transgénicos?
¿Para qué sirve y cómo y cuándo se usan las nanotecnologías?

Y para finalizar aborda el problema de granjas de cerdo industriales sin garantías suficientes de salubridad ni beneficios para la población local.
El caso de México, estado de Veracruz, la gripe A y la transnacional Smithfield.

Gustavo Duch acaba de publicar el libro “lo que hay que tragar”, editado por “libros del lince”.

Oficina de promoció de la Pau i dels Drets Humans

Blog Gustavo Duch: Palabre-ando

No Responses
Leave a Reply

*

Us de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies. Si continues navegant estas donant el teu consentiment per a l'acceptació de les mencionades cookies i la aceptació de la nostra política de cookies ACEPTAR